Muchos somos los que añoramos tener un pequeño huerto, el cultivar la tierra criar tus propias hortalizas y flores es una actividad que ayuda a combatir el stress. Desgraciadamente viviendo en una ciudad, poco podemos hacerlo, no hay terrenos a precios razonables que se puedan adquirir a una corta distancia de nuestra casa. Claro está, que podemos tener el huerto en la segunda vivienda, pero no se tratas de comer nuestra propia verdura, sino de cuidarla y verlas crecer y en la segunda vivienda, o se establecen medios mecánicos de riego, que lo hacen todo automáticamente. o se contrata un jardinero que cuide el huerto periódicamente. Perdemos con ello el auténtico placer que nos podía produce el cuidar un huerto, verlo crecer como repuesta de nuestra dedicación y esfuerzo.

Buscando una solución a este problema, nos hemos encontrado el “Huerto de Leopoldo”, una mini huerto portátil para cultivar algunas hortalizas y plantas en cualquier pequeño espacio que tengamos en casa, un pequeño patio, balcones, incluso en el interior de habitaciones en las que entre el sol o luz abundante..

La idea es simple. una estructura metálica soportan unas bolsas de rafia sintética que contiene la tierra donde cultivaremos nuestras hortalizas o flores, algo parecido a jardineras con ruedas pero más ligeras de peso y con dos pisos El sistema es modular , y existen modelos de diferentes tamaños, así que podemos poco a poco ampliar el huerto y adaptarlo al espacio disponible. Los modelos van desde el más pequeño de un solo piso de 40 x 20 x 23 cm. de alto al mayor de 100 x 40 x 100 cm. de alto con dos pisos.

Los soportes de las bateas tienen ruedas, lo que permite desplazarlos sin esfuerzo, para llevarlos allí donde haya luz o donde no molesten, según los casos. El diseño del huerto portátil fue en el año 2001 medalla del prestigioso ADI-FAD. (Associació de Disseny Industrial del Foment de les Arts Decoratives), se vende desmontado en una bolsa con todos sus componentes y es de montaje sencillo. Y los fabricantes no solamente dan el recipiente, en su página web encontrarán una serie de consejos para el principiante, pues el Huerto de Leopoldo es más que un producto industrial, en sus propias palabras:

“La idea de acercar los valores de la vida rural a la ciudad, abre las puertas a una diversidad de usos y aplicaciones que van mucho más allá de cultivar tomates en el balcón”

Detrás de un diseño industrial hay todo un ideal de ecologismo, reciclaje, proximidad con la naturaleza y de búsqueda de un equilibrio natural tanto físico como psicológico, en sus propias palabras:

“Cultivar nuestro propio huerto resulta una actividad especialmente gratificante. Con él es posible retomar la emoción de tocar la tierra con las manos, aborber un mundo de fragancias, sentir como crecen las plantas y disfrutar del placer de llevarse a la boca alimentos recién cosechados. Cultivar nuestras propias hortalizas y plantas es una actividad lúdica y agradable, una nueva forma práctica, gratificante y divertida de disfrutar en el tiempo libre.”

Poco más que añadir, aconsejo que visiten su web. Busquen por todos los lados, porque está todo un poco revuelto y la información anda dispersa, no en lo referente al producto, sino en los consejos, los cultivos y su filosofía, pero verán que perder el tiempo en sus páginas, no es lo mismo que desaprovecharlo.

Encontrarán por ejemplo la solución que ofrecen a quien solo quiera solo cultivar plantas aromáticas o aquella que dan a quien pretenda por el contrario comer durante algunos días una ensalada con productos nacidos y cuidados entre las paredes de la v vivienda. En esta dirección encontrarán un PDF con algunos ejemplos de combinación de cultivos.y en esta otra otro PDF con un calendario de siembra

Existen otras posibilidades de cultivar en casa, basta que a las macetas las pongas ruedas, bien por situarlas en una base móvil, como las bases que se venden para las bombonas de butano, bien porque las macetas ya contengan ruedas. El problema que veo a esta solución, es que si utilizas grandes macetas, al ir muy próximas al suelo, crean humedad que termina destrozando el parquet que haya debajo, mientras que en este modelo, al estar colgadas las macetas a cierta altura, la humedad se dispersa por el ambiente.

Claro está que podemos comprar hidrojardineras, pero volvemos a lo de siempre si solo hay que regarlas una vez al mes, donde queda el placer de cuidar las plantas. Precisamente en el punto de equilibrio existente en este modelo entre los cuidados a las plantas y su adaptación a una vivienda urbana es en donde encuentro su máximo acierto.Por si existen personas de otra forma de pensar añado en la parte inferios direcciones donde se podrá informar de otras formas de cultivo en domicilios.

Via Construibles.es

DISCLAIMER

Pese haber buscado otros en Internet, no he encontrado otro producto semejante a este, por lo que me he centrado el articulo en este producto.. He de aclarar que no conozco ni tengo relación afectiva o comercial de ningún tipo con los fabricantes de este tipo de aparatos y que si alguien conoce un fabricante que haga productos parecidos, con mucho gusto incluiré su dirección en este artículo.

Tampoco he utilizado personalmente, ni tan siquiera he visto en la realidad una de estas jardineras, por lo que, lo que cuento en este artículo, es lo que deduzco de la información, obviamente publicitaria, de los fabricantes. Si escribo este artículo es por que creo que se trata de un producto poco conocido en el mercado que puede ser de utilidad e interés para mis lectores, pero por mi parte ni recomiendo ni desapruebo su compra, siendo el lector quien de estar interesado en el producto, quien deba decidir la veracidad de lo afirmado en este escrito.

Direcciones de interés

Información sobre distintos cultivos de un huerto familiar
Información sobre cultivos, plagas y enfermedades de cultivos de huerto urbano
Semillas Fitó

Otros sistemas de cultivo urbano

Sistema de cultivo en hidrojardineras
Sistema de cultivo urbano en mesas de cultivo
Sistema de cultivo hidropónico de Miele