CasasSegún las estimaciones del Ministerio de Fomento, en mayo de 2007 se iniciaron un 20,7% de viviendas menos que en mayo de 2006. Un descenso tan grande que no se conocía desde hace seis años. Y si nos fijamos en los cinco primeros meses del año, las viviendas iniciadas superan sólo en 1,5% a las del año pasado, y como vemos con tendencia a la baja.

Esto apunta a que 2007 va a ser el primer año en el que no se incrementan las casas iniciadas desde 2001. Esto tiene varias consecuencias: los precios excesivamente altos, el código técnico de edificación, falta de financiación por parte de los bancos… lo que está claro es que el sector está frenándose.

En cambio las viviendas acabadas sí que sufrieron una subida en el primer trimestre del año, un 11,8% hasta mayo. Esto tiene lógica, puesto que dichas viviendas se iniciaron cuando todavía se tenía un ritmo de crecimiento sostenido. Un dato más relevante es el número de tasaciones, y estas disminuyeron un 19% en el primer semestre, respecto al año anterior.

Un chorro de estadísticas que nos indican que la construcción se está frenando, así como las ventas.

Vía | El Economista