El terremoto del Perú trae de nuevo a la actualidad el peligro sísmico. Podemos ofrecer imágenes de como actúa y siente la gente ante un suceso así. Dio la casualidad que un reportero estaba haciendo una entrevista en una casa en la zona del terremoto, hemos de felicitar al cámara, cuya profesionalidad, le hizo sobreponerse al miedo y grabar en directo tan dramática noticia.

Ni sonido ni imagen son buenos, pero impresiona notar el sentimiento de impotencia y terror de la gente. Vaya a Perú nuestro afecto y el deseo de que pronto se repongan del impacto de esta catástrofe. Queremos aprovechar la ocasión para apoyar sin reservas que nuestro gobierno haya ayudado sin pérdida de tiempo al pueblo peruano. Es de justicia que quienes más criticamos cuando creemos que comete errores, seamos también los que más aplaudamos, cuando sus medidas nos parecen acertadas.

Si se fijan en la gente, pese a que están lógicamente presas del terror, actúan tal como debe hacerse, se sitúan en las esquinas de las habitaciones, pegados a las paredes y en los quicios de las puertas. Pues es ahí donde hay mas probabilidades de sobrevivir en el caso de que se derrumbe el edificio y desde ese punto esperan el paso del terremoto, solo cuando acaban este, salen a la calle.

Perú, como toda la dorsal americana, es zona de terremotos y desde niños la población está instruida sobre como actuar en caso de terremoto. Un amigo chileno, se asombraba de que en España no hubiera bomberos voluntarios, pues él y miles de chilenos, pertenece a esa organización y siempre llevan en el coche, un casco, un pico y una pala, para actuar de inmediato en el caso de un seisimo.

Afortunadamente, España no es lugar propenso a terremotos. Según el mapa proporcionado por el Instituto Geográfico las mayores zonas de riesgo son en primer lugar, las Islas Canarias, donde además existe riesgo de “tsunamis” y son posibles los volcanes. Con menos riesgo, está la costa andaluza, desde Málaga a Almería, siendo la zona de mayor riesgo en Granada. A continuación viene el Pirineo, con su centro de mayor riesgo en Navarra. Fuera de estas zonas existen casos episódicos, pero puede considerarse zona asísmica, No obstante, hay riesgo de Tsunami en el área de la costa del sur de Portugal, hasta el Estrecho de Gibraltar, tanto en el lado peninsular como en el de Marruecos.

Podemos considerar España poco sísmica, comparada por ejemplo, con los países fronterizos de Marruecos y Argelia, mucho mas propensos a este tipo de catástrofes. De todas formas, no hay zona que quede totalmente libre y hay una baja probabilidad, pero puede ocurrir, un terremoto devastador en cualquier punto de la península. Pese a no estar en la zona que se considera de gran riesgo sísmico, el terremoto más grave del que se conserva noticia, fue el de Lisboa, ocurrido en 1775., se calcula que mató a uno de cada tres habitantes de Lisboa y otros muchos el Tsunami que asoló la costa hasta Marruecos.

Ha habido otros terremotos destructores, en 1356 se produjeron grandes daños en Sevilla, en 1427 resultó destruida Olot, y al año siguiente Queralbs, ambas en Gertona, En 1434 hubo grandes daños en la Alhambra. En 1518 destrucción de Vera (Almería), en 1749 resultaron destruidos tres pueblos de Valencia, Montesa, Sellent y Estubeny y n 1804 cayeron tres pueblos de Almería, Dalias, Berja y Roquetas. En 1829 fué Torrevieja y Guardamar en Alicante, En el siglo XX se registran tres grandes terremotos, en 1954 en Dúrcal (Granada), en 1956 en Albolote (Granada), en 1969 en Huelva y, en Isla Cristina Solo he escrito los que han tenido consecuencias de importancia, pues los sismógrafos registran entre 1200 y 1400 terremotos anualmente, o lo que es lo mismo, en la Peninsula, hay cuatro terremotos diarios, aunque la gran mayoría pasen inadvertidos para la población.

En las Canarias, son casi constantes los terremotos cerca de sus costas, aunque por suerte resultan ser de baja intensidad. También hay riesgo de volcanes. El último suceso de gran importancia fue la erupción que asoló la isla de Lanzarote en 1730 y la repetición que tuvo en 1824 que tuvo tal intensidad quee obligó a emigrar a muchos de sus habitantes. En este documento en PDF, entre las páginas 48 y 64, se encuentran crónicas de la medidas que se tomaron durante la erupción del volcán en 1824. He buscado en Internet, pero no he encontrado más que un fragmento, de un relato estremecedor de la erupción de 1730, escrito por el párroco de Yaiza (Lanzarote), que leí en un museo de la Isla. Agradecería que algún lector me diera información sobre donde puedo encontrar el relato completo.

Si se han convencido que aunque poco probable, puede ocurrir un terremoto en donde vive, debe aprender las normas básicas de actuación.en caso de seismos

Edificios asísmicos

La norma de preventiva básica es que las edificaciones estén construidas para soportar las tensiones que se producen en un terremoto. Japón que tiene gran conciencia de este riesgo y capacidad económica para hacer frente a los sobrecostes en la construcción, padece menos víctimas que países menos sísmicos, pero con edificios no preparados para estas catástrofes. Al ser España un país que en general tiene bajo riesgo, sus edificios están poco preparados para soportar los temblores, aunque las normas en este aspecto son cada vez más estrictas, por lo que un edificio más modertno es como norma general, mas resistente a los sismos que uno con más años.

Medidas preventivas

* Sea previsor, tenga en un sitio de fácil acceso y conocido por todos, un botiquín, linternas, radio a pilas, pilas cargadas, también algunos alimentos no perecederos, como arroz o pasta y agua embotellada en recipientes de plástico Cualquier desastre crea desabastecimiento de alimentos y agua potable..
* Tenga previsto con su familia un plan de actuación, hable con sus hijo de forma serena sobre los desastres naturales, Definan puntos de encuentro al aire libre y comente como actuar en caso de riesgos, ello les ayudará a actuar con calma. Todos deben saber como se desconectan la luz, el agua y el gas, donde están apuntados los teléfonos de emergencias, Bomberos, Protección Civil, Policía, Cruz Roja, etc.
* Mantenga al día la vacunación de todos los miembros de su familia.

Medidas en caso de terremoto.
.
Durante el terremoto

* Mantenga una actitud serena y procure serenar a los demás. Si el terremoto no es fuerte, pasará pronto. Si el terremoto es fuerte, es primordial conservar la calma. Piense en las consecuencias de cualquier acción que realice.

En el interior de un edificio

* Nunca salga del edificio si encuentra un lugar seguro donde permanecer, las salidas y escaleras pueden estar congestionadas.
* Resguárdese bajo estructuras que le protejan de objetos que puedan desprenderse como bajo una mesa, bajo el dintel de una puerta, en definitiva proteja su cabeza.
* No use el ascensor, la electricidad puede interrumpirse y quedar atrapado.
* Apague todo fuego, y sobre todo no encienda ningún tipo de llama (cerilla, mechero, vela, etc.), puede haber escapes de gas

En el exterior de un edificio

* Manténgase alejado de edificios, paredes, postes eléctricos y otros objetos que puedan caer. Diríjase a lugares abiertos. No corra por las calles, provocará pánico.
* Si se encuentra en un vehículo, pare en el lugar más seguro posible, no salga del mismo y aléjese de puentes, postes eléctricos y zonas de desprendimiento.

Después del terremoto

* Compruebe si hay heridos en sus familiares y vecinos.
* Salvo que tenga conocimientos, no mueva a las personas seriamente heridas a menos que están en peligro inminente de sufrir nuevos daños.
* Inspeccione el estado de las instalaciones de agua, gas y luz. Comunique los desperfectos a la compañía que corresponda, no trate Vd. mismo de solucionar averías.
* Precaución con la electricidad si hay daños en las instalaciones de gas. Limpie cuanto antes derrames de pinturas y otros productos químicos peligrosos o combustibles.
* Aléjese de los puntos bajos de la costa, pueden ocurrir “Tsunamis” o maremotos.
* Haga el menor uso del teléfono posible, puede colapsar las líneas que son necesarias para casos verdaderamente urgentes.
* Evite entrar en edificios dañados, de ser imprescindible, permanezca lo menos posible y tenga cuidado, pueden haber objetos inestable, utilice calzado fuerte para evitar cortes. * Precaución con los líquidos potencialmente peligrosos.
* Procure mantener las calles despejadas para que puedan circular los vehículos de emergencia. Ayude a los organismos de seguridad y auxilio y no obstaculice las tareas de los más cualificados para las mismas. Curiosear no solo dificulta las tareas, también es peligroso.
* Esté alerta para posteriores “réplicas”. Generalmente son de menor magnitud, pero pueden causar daños.
* No haga correr rumores, provocará confusión y nerviosismo. Haga únicamente caso de aquellas informaciones que procedan de emisoras de radio y cadenas de TV le facilitarán información de Protección Civil. Hágales caso.

Estas normas son un extracto de las que indica el Insituto Geográfico Nacional

Direcciones de Interés

Terremotos importantes ocurridos en España
Tsunamis ocurridos en España
Actividad reciente de las Islas Canarias
Mapa Sismico de la Peninsula Iberica