El Departamento Vivienda de la Comunidad Autónoma Vasca ha abierto 1.972 expedientes sobre prácticas indebidas en los pisos de VPO. Se busca imponer sanciones sobre usos incorrectos de estos pisos subvencionados.

Para ello se está cruzando información procedente del catastro con otra sobre consumos de agua, luz o teléfono. Se llevan revisados más de 17.000 pisos, y el objetivo es revisar los 50.000 existentes. De momento, se han detectado indicios de uso fraudulento en mas del 10% de los pisos VPO revisados.
.

Según las autoridades lo que detectan son indicios, que luego un estudio posterior demostrará si se corresponden, o no, con irregularidades, pues en unos casos no existe en la realidad tal irregularidad y en otros, habiéndola, no se pueden demostrar con pruebas. El procedimiento sancionador es pues largo y minucioso y pero asegura Javier Burón, director de Planificación del Departamento vasco de Vivienda , que hasta el momento, ninguna de las sanciones impuestas que haya sido recurrida ha ganado..

Aplaudimos esta política de control del uso que se hace con pisos subvencionados con impuestos de todos, pues si es razonable y conveniente que existan ayudas para aquellos que no pueden acceder de otra forma a la propiedad de un hogar, parece injusto que unos particulares, que se beneficiaron al adquirir un piso VPO que se les ha concedido con el esfuerzo de todos, encima pretendan volverse a beneficiar con su libre comercio.

Hay suficientes mecanismos legales para “liberar” una vivienda VPO. En esencia consisten en devolver a las administraciones, el dinero actualizado que recibieron en el momento de la compra. Comprendo que resulta extremadamente desagradable dar por ejemplo 30.000 € para obtener el derecho de vender una vivienda libremente en el mercado y entiendo que entren tentaciones de no hacerlo.

Por ello mismo debe haber un sistema de vigilancia como el que están creando en la Comunidad Autónoma Vasca, que de forma sistemática, detecte los fraudes y los sancione. Pues cuando un cumplidor de la ley, se entera que otro se ha ahorrado lo que el pagó por “liberar” la vivienda y no le ha pasado nada, se le une al lógico dolor de haber pagado, la desagradable sensación de haber hecho el tonto.

Precisamente está en estos días la polémica de cual es el mejor sistema para hacer llegar las ayudas para la compra del VPO al público, Mientras el PSOE propugna ayudas directas al necesitado, el PP prefiere el sistema actual basado en desgravaciones de la renta y eliminación del Impuesto sobre el Patrimonio.

Como es habitual, ambos sistemas tiene ventajas e inconvenientes, la ayuda personalizada bien realizada puede ser muy buena, pero tiene el grave riesgo de la arbitrariedad en la designación de los agraciados, lo que crea casi inevitablemente un ambiente adecuado a la corrupción y el clientelismo político, el otro sistema alcanza a todos, ese es a la vez su grandeza y su mayor defecto, pues pese aplicarse mecanismos correctores en la Declaración de la Rentaa, los ricos se provechan tambien en cierta medida de la ayuda.

Vía Noticias de Guipuzkoa