Vivienda vacacionalLa consultora nacional de servicios inmobiliarios “Grupo i” acaba de presentar un estudio sobre el estado actual de la vivienda vacacional. Mientras que en 2004 el tiempo medio para vender un piso en la costa se situaba en torno a 11 meses y medio, en este momento se ha ampliado el periodo hasta prácticamente el doble, concretamente 20,4 meses.

Una de las consecuencias que conlleva esta tendencia se encuentra en la salida de los especuladores de este segmento del sector inmobiliario, ya que es más difícil convertir en líquido las inversiones realizadas. Por otra parte, los factores desencadenantes de esta situación son, entre otros, la competencia de otros países con costa, el empeoramiento de la imagen del sector y un sistema de comercialización obsoleto, según el director general de la consultora, Raúl García.

La demanda para 2007 ha descendido un 13 por ciento, lo que implica que los constructores se encontrarán con unos 50.000 pisos de excedente que deberán colocar de alguna manera en el mercado inmobiliario. La previsión del precio para este tipo de vivienda vacacional refleja un incremento del 5 por ciento durante este año.

Finalmente, como cabía esperar por las últimas noticias sobre desarrollos urbanísticos en la costa, se propone a la Administración que tome medidas para revertir la opinión formada sobre este sector debido a los recientes casos de corrupción acaecidos en diferentes lugares del litoral nacional.

Más información | hoyInversión