especulacion_inmobiliaria_palma.jpgUno de los problemas inmobiliarios de nuestro país es, sin duda, la imposibilidad de los jóvenes de acceder a una vivienda digna y asequible al bolsillo, muestra de ello es la campaña que se ha realizado en Palma de Mallorca por parte de diversos colectivos de jóvenes y sindicatos.

Al parecer, un 25% de la población, donde están contemplados los jóvenes que buscan una vivienda, no pueden acceder a ella y entre algunas de las causas que se denuncian son las especulaciones inmobiliarias en los pisos de obra nueva. Además, según indican estos colectivos, algo más de 35.000 pisos se encuentran vacíos en la ciudad.

Soluciones existen, aunque quizás sea difícil que se realice lo que solicitan, al igual que ocurre en Francia, piden que se apliquen las medidas necesarias para que estos pisos vacíos se incorporen al mercado, una medida que solicitan para ello es la penalización a quien posea un inmueble vacío y no sea utilizado. Además reivindican la limitación de los precios, sin que supere el 30% de la renta del arrendatario o del hipotecado.

La verdad es que no es un problema particular de Palma de Mallorca, los pisos vacíos se suceden en mayor o menor proporción por toda España, aunque es lógico que en una isla turística importante como esta, los precios se disparen. Muchos de estos pisos se alquilan en temporada veraniega, resultando un gran beneficio para el arrendador, si alguno de nosotros desea alquilar un piso en la costa para veranear en temporada alta, la broma nos sale por un buen pellizco, y esta posibilidad de ganar y rentabilizar una propiedad no es desaprovechada por los dueños de los inmuebles.

Gran parte del sueldo de un joven balear se dedica a pagar la vivienda ( 64,61%), una cifra bastante alejada del 30% que se cataloga como tolerable. A esto hay que añadir la inseguridad laboral, no existe garantía de continuidad en el trabajo en muchas ocasiones y un sueldo limitado impide acceder a una vivienda. Pero no olvidemos que estas cifras y estos datos se trasladan a la mayoría de comunidades de la península.

Realmente es necesario actuar, existen algunas opciones que pueden ser viables, Viviendas de Protección Oficial, ya sean de alquiler o de propiedad, buscar una solución para que esos pisos vacíos se reintroduzcan en el mercado inmobiliario, pero no penalizando a los dueños, en todo caso, que el estado les ayude igual que lo hacen en otros países europeos.

Vía | Mallorca Diario
En Cienladrillos | La vivienda vacía en Europa