España

Al menos según un estudio elaborado por American Express Funds. Dicha organización – totalmente desconocida para un servidor – establece una analogía entre los mercados español e irlandés con el de Estados Unidos donde la corrección en el mercado inmobiliario fue la clave de la recesión económica experimentada por en este país en 2006. La línea que traza es que aquí, en los últimos años, el mercado de la vivienda ha supuesto el estimulo del consumo privado incluso en mayor medida que en EE.UU., por lo que al igual que Irlanda estamos muy expuestos a la variabilidad de los tipos hipotecarios.

A falta de más datos (la fuente es Finanzas.com), el estudio no aporta nada nuevo y llegar a la conclusión de que España e Irlanda “son candidatos” a pinchazo de burbuja tampoco es en exceso novedoso. Apuntar a la posibilidad, añadir que con un gran endeudamiento se es más vulnerable a la subida de tipos y que eso podría derivar en una corrección del mercado es algo fuera de duda, pero no deja de seguir en el terreno de las “especulaciones razonables”. Al menos tan razonable como la hipótesis más prudente de banqueros y autoridades locales que apunta a una desaceleración tranquila.