El Ayuntamiento de Orxeta (Alicante), ha modificado el trazado de una carretera de circunvalación de la población, diseñado en 1997, para salvar la casa del concejal PierreVarbrugger, conocido como Pedro el Belga, que construyó la casa de manera irregular en el lugar que ya estaba previsto para el trazado.

Como consecuencia la nueva variante derribará la casa de un vecino construida legalmente hace 30 años.

Lo más sangrante del caso es que existe una alternativa que permite que pase la carretera holgadamente entre ambos edificios, que solo supone ceder parte de las parcelas de ambos propietarios, pero ha sido desestimada por el arquitecto municipal, en favor de una que supone el derribo de la casa de un vecino, pero que no afecta en absoluto a la parcela de Pedro el Belga.

Esta es solo una de las muchas irregularidades cometidas por el consistorio de Orxeta y la Empresa Balcón de Florida, motivo por el cual, el alcalde Vicente Llinares está siendo investigado a petición del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana por la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Alicante, por estudiar si los hechos denunciados fueran motivo de delito.

La noticia ha aparecido en El Mundo del día 5/2/07 en su edición de Alicante, pero no en la versión electrónica, por lo que reproduzco el titular en una fotografía

Vía El mundo