vivienda_rural.jpgCon el fin de minimizar la despoblación en las zonas rurales, en una labor conjunta de las consejerías de Vivienda y Agricultura del Gobierno Vasco van a impulsar la oferta de vivienda en este entorno mediante el Plan de Vivienda Rural.

Esta iniciativa pretende equilibrar el territorio del País Vasco que actualmente concentra al 95% de la población en los núcleos urbanos, mientras que las zonas rurales ocupan un 85% del territorio y sólo están habitadas por el 5% de la población.

Para llevar este plan a cabo, otorgarán subvenciones de hasta 10.098 euros para la compra de viviendas usadas vacías en los municipios rurales de menos de 3.000 habitantes. Podrán acceder a estas ayudas las personas que tengan unos ingresos anuales entre 3.000 y 33.000 euros. El precio de las viviendas no podrá ser superior a 170.000 euros y la subvención será del 5 o el 6% del inmueble, dependiendo de los ingresos y de ciertas cuestiones familiares del solicitante, como la edad o los miembros que componen la familia.

También realizarán una prueba piloto con 30 viviendas públicas en desuso que rehabilitarán para ofrecerlas en régimen de alquiler social y finalmente, promocionarán nuevas viviendas en el entorno agrario a través de la creación de las Viviendas de Protección Rural.

Quizá el Plan de Vivienda Rural haya llegado en el mejor momento, vivir en zonas rurales puede aportar mayor calidad de vida para muchas personas y por diversos motivos. Las nuevas tecnologías en el entorno laboral también acompañan, pues no siempre es necesario salir de casa para trabajar, hecho que fue el primero en motivar a la población rural a trasladarse a las grandes ciudades.

Más información | Consumer
Más información | Agroprofesional