Una forma atípica de adquirir una propiedad es comprarla en subasta pública. Las razones de porque una vivienda va a parar a una subasta pública són variadas, impagos de hipotecas, desavenencias entre los propietarios, deudas fiscales, etc que nacen en tristes historia de infortunio y desavenencias que acaban en los tribunales que hace que el inmueble vaya a parar a la venta en subasta por decisión judicial.

Antes, estos inmuebles caían en una red de convivencia semi mafiosa entre empleados de los juzgados y los llamados subasteros, que hacían casi imposible la participación de un particular en este negocio. Hoy se han acabado en gran parte estos manejos y los particulares podemos participar en estas subastas, aunque el hecho real es que la incertidumbre que producen aleja a los aficionados y normalmente las viviendas acaban en manos de los habituales a las subastas..

¿Hay algo que no entiendes? Consulta el Glosario inmobiliario de FBEX y encuentra las definiciones de Fianza o Depósito, Gravamen oculto, Impuesto sobre el Incremento del Valor de Terrenos, Opción de compra, etc.

Para estar informado, Internet nos da algunas herramientas. La mejor forma de enterarse de lo que hay es consultar la web Publica Subasta que posee la mejor información sobre las subastas judiciales que se producen en España.

Esta web nos da los siguientes consejos que yo he ampliado un poquito más:para facilitar su comprensión
.
1.- Enterarse de todo lo que sale a subasta y elegir el bien que interesa. El medio más fácil y completo es suscribirse a Publica Subasta, lo que tiene unos costes especificados en su página de productos y servicios, sin embargo hay una amplia posibilidad de consulta gratuita en la propia web donde se puede seleccionar por tipo de bien provincia etc. El servicio de pago, informa automáticamente via e-mail de las subastas sobre bienes que cumplan las condiciones que marquemos.

2.- Visitar el inmueble y obtener la máxima información. Si el ocupante es el demandado puede estar interesado en vender antes de acudir a la subasta. Una vez seleccionado el bien conviene visitarlo personalmente y contactar con el dueño, pues hay la posibilidad de llegar a acuerdos extrajudiciales antes de llegar a la fecha de subasta. Solo la visita al inmueble premite ver el estado en que se encuentra así como su entorno, casa que contiene la vivienda, barrio, comunicaciones etc.

3.- Consultar el Registro de la propiedad y analizar las cargas. En caso de duda consulta con tu abogado. El Registro de la propiedad es un servicio público de no excesivo coste, Hoy los Registradores de la Propiedad http://www.registradores.org/principal/indexx.jsp envían un copia simple por Internet a cualquiera que lo solicite. En ese documento hay información de quien son los propietarios y las hipotecas y servidumbres que afecten a la finca. Este capítulo valdrá para prescindir de optar por muchos bienes de situación legal confusa. Desde luego mi consejo es no adelantar un solo euro por ningún concepto sin un adecuado asesoramiento legal.

4.- Obtener la financiación adecuada para la compra a través de tu banco. También puedes acudir a la entidad financiera ejecutante y que además puede adjudicárselo para ti. Muchos casos de Subasta Pública es por impago de hipotecas, en ese caso el banco ejecutante te facilitará más que otro la compra del bien.

5.- Consignar la fianza y pujar el día de la subasta. Para participar en una subasta pública hay que consignas en metálico una fianza que devuelven a los que no ganan la puja y que retiene al ganador como señal del pago del resto. Esta fianza hay que consignarla previa al día de la puja.

Debemos tener en cuenta los siguientes puntos-

Pese al anuncio de subasta no hay seguridad que ella se lleve a cabo, pues el deudor puede liberar el objeto de subasta pagando la deuda más los intereses y los gastos.
No hay precio de salida, sin embargo, para obtener la aprobación del remate deberemos ser el mejor postor y que la puja cubra un porcentaje según el tipo de la subasta, por tanto ser el mejor postor no garantiza que se nos adjudique la subasta.
A quien interese el tema aconsejo la lectura de la información contenida en la web de Pública Subasta, pues es abundante y de la máxima calidad.

Este articulo pertenece a una serie dedicada a diferentes formas atípicas de conseguir una vivienda. De momento la forman los siguientes capítulos:
1.- Construir tu propia casa
2 – Construcción de adobe
3 – Viviendas prefabricadas
4 – Comprar pisos en subasta
5 – Agencias de pisos cinco estrellas
6 – Loft
7 – Pueblos abandonados
8 – Vivir en cuevas en el siglo XXI
9 – Cooperativa de viviendas
10- Casas móviles
11- Casas plegables
12- Viviendas hechas con containers marinos
13- Biovivienda 1ª Parte
14- Biovivienda 2ª Parte