habitabilidadDesde el 1 de enero del año 2004, la cédula de habitabilidad es un requisito imprescindible en todas las viviendas, este documento certifica que la vivienda cumple con las necesidades básicas para ser habitada. En algunas comunidades autónomas este documento se conoce como Licencia urbanística municipal de primera ocupación.

Las viviendas de obra nueva o las que han sido modificadas o rehabilitadas pudiendo haber cambiado los requisitos de una vivienda habitable, deberán obtener la cédula de habitabilidad antes de ser ocupada. Para las viviendas que se construyeron en años anteriores se establecieron unas fechas límite dependiendo del año de construcción, de esta manera toda vivienda puede acceder a disponer de una célula de habitabilidad.

Actualmente es imprescindible disponer de este documento cuando la vivienda va a ser objeto de transimisón (venta, alquiler), para las viviendas de obra nueva o rehabilitación global y para dar de alta servicios de luz, agua o gas.

Este certificado que dispensa el ayuntamiento del municipio donde se encuentra la vivienda, indica la superficie útil de la misma, así como cuántas personas pueden residir en ella según la normativa. Hay que tener en cuenta que la cédula de habitabilidad sólo tiene vigencia durante los 15 años siguientes desde la fecha de expedición.

Si necesitas solicitar una cédula de habitabilidad puedes hacerlo a través de la red a un arquitecto técnico colegiado que visitará la vivienda y realizará un informe técnico. Después solicitará la cédula al organismo que corresponda, en el caso de Cataluña sería el Sevei Territorial d’Arquitectura i Habitatge y en un plazo aproximado de 30 días podrás disponer de la cédula de habitabilidad.

Más información | Taller arkitectura
Más información | Sevei Territorial d’Arquitectura i Habitatge
Más información | Cédula de habitabilidad