Dejamos el capítulo anterior en el momento que se ha escrito una descripción de la vivienda, redactada de la forma más favorable que ha sido posible encontrar.de modo que resalte las ventajas, pero no oculte los defectos. Ventajas e inconvenientes que definen y diferencian la vivienda que ofertamos de la extensa oferta existente.

El texto puede ser ideal, pero tiene muchos más caracteres del máximo que permite introducir en los anuncios Idealista y Segundamano/Fotocasa. Tendremos por ello aligerar el texto, eliminando “grasas” superfluas del párrafo, hasta que quepa dentro del corsé que nos concede el anunciante. Explicamos a continuación la mejor forma de superar este último obstáculo.

Reducirlo a diez renglones

Soy miope y utilizo en mi ordenador normalmente letra Times New Roman del tamaño 12, con ellas entran en un renglón mas o menos 60 carqacteres, si Vd utiliza letra más apretada, deberá adaptar las instrucciones a su tipo de letra. El texto anterior debe expurgarse poco a poco hasta reducirla a diez renglones, (600 car.). Comience por eliminar las características que le parecen a Vd. menos significativas, hasta dejarlo más o menos en doce renglones, (720 car.)..

A partir de aquí, trate de mantener la información e intensidad del texto pero busque palabras y expresiones más cortas para decir lo mosmo, por ejemplo, la frase “ventanas con buenas vistas” se puede reducir a “buenas vistas” o “calefacción y agua caliente individual a gas natural”, por “calefacción y agua a gas ciudad”.

Cuando haya acabado de encuadrar el texto en doce líneas cese su empeño. El primer objetivo se ha cubierto, seguirá sin poder introducir este texto en el anuncio, pues sigue siendo algo largo, pero está muy próximo a conseguirlo.

Guarde este texto en el ordenador, (suelo llamarlo Observaciones), pues en su momento con copiar/pegar tratará de meterlo en la caja que le dan escribir el texto.

Introducir el texto en Observaciones

Cuando tratemos de introducir este texto en el espacio que nos dan para observaciones, lo normal es que no quepa..(Por ejemplo Idealista concede solo 500 caracteres). Habrá pues que acudir (sin exagerar), a la reducción que se aplicaba antiguamente a los telegramas. Muchas palabras como “en”, “y” “las” etc. pueden eliminarse sin que se pierda el sentido de las frases. Igualmente podemos eliminar, puntuación y comas, dejando claro el mensaje. La tercera fuente de ahorro de letras es cortar palabras “dorm” por “dormitorio” “ter cubierta”, por “terraza cubierta”. Solo como último recurso eliminaremos una característica más.

La experiencia me dice que a veces, uno enfrascado en esta tarea de comprimir el texto, pierde noción de la realidad y se pasa, conviene por tanto que antes de darlo por bueno, el texto reducido, lo lea alguien que no haya participado en su redacción y que nos diga, si a pesar de la comprensión, entiende claro lo que queremos decir.. Si el cliente no entiende sin esfuerzo lo que transmitimos, pasará al siguiente anuncio sin más contemplaciones y mejor será en este caso, como mal menor, eliminar alguna característica de la vivienda..

El texto no es un fósil, actualicelo

Alcanzado la meta que nos habíamos propuesto, enseñarles la mejor forma de introducir un texto de calidad en las Observaciones de los anuncios,. queda solo darles un último consejo, que aprovechen que los Portales Inmobiliarios permiten cambiar los anuncios. Está prevista esta posibilidad por si se cometen errores al rellenar el formulario, o se desea cambiar el precio, pero también se puede cambiar el texto.

El texto no es un fósil, con frecuencia, con las primeras visitas, se cae en cuenta que en el anuncio hay algo que no se comprende o que se pasó algo que es tenido en cuenta por los clientes, o por el contrario algo en lo que tu tenías puestas muchas esperanzas, no lo valora el cliente. Conviene perfilar a lo largo del tiempo de venta este texto con el fin de buscar la excelencia en su redacción.

Falta para acabar este mini-manual, un solo punto, que he resarvado para el final, por ser el mas delicado y fundamental ¿Qué precio poner a la vivienda?. De ello hablaremos en los últimos capitulos de la serie.

Capítulos de esta serie

1 – Donde anunciarse
2 – Actitud ante el cliente
3 – Ocultar o enseñar la dirección
4 – El tamaño de la casa
5 – Fotografiar la casa
6 – Como hacer las fotos
7 – Imágenes para los anuncios
8 – Como hacer que destaque el anuncio
9 – Argumentos de venta
10 – Como redactar las observaciones del anuncio
11 – ¿Qué precio ponemos?
12 – El precio anunciado

Otro tema relacionados

Dos probadas herramientas de venta, el cartel y el portero