Estados UnidosEn Estados Unidos se está llegando a un punto de estancamiento del precio de la vivienda. Después de un año récord en venta la oferta ha superado con creces a la demanda y esto obligará a una corrección del precio de los pisos. Parece que se va a superar la fiebre del ladrillo, que lleva a los compradores a pagar más dinero del estimado en el mercado, mientras que los vendedores se frotan las manos con beneficios por encima de los previstos.

Pero esta situación es sólo temporal, ya que el ajuste a la baja de los precios por la disminución de la venta se verá afectado, en no mucho tiempo, por una nueva tendencia alcista. El dato positivo es que este incremento se prevé por debajo del IPC anual, para alcanzar finalmente un crecimiento acorde con la economía americana.

Esta situación puede ser similar a la que se viva en España dentro de algún tiempo. Nadie puede asegurar el tiempo que falta ni los términos en los que se va a producir, pero parece inevitable. Lo que está claro es que los especuladores tendrán que salir de un negocio que les ha enriquecido enormemente, para dedicarse a otros mercados como, por ejemplo, el bursátil.

Vía | Los precios de las viviendas bajarán en Estados Unidos