Hasta el 25 por ciento de las actuaciones cuyo objetivo sea la rehabilitación para mejorar las condiciones de accesibilidad, seguridad estructural y reducción de consumo energético con un importe máximo de 2.280 euros, que ascenderán a 3.100 euros en el caso de que el titular de la vivienda tenga más de 65 años o sea una persona discapacitada.

Cuando hablan de accesibilidad se refieren a la instalación de ascensores o su adaptación a personas con discapacidad, añadir o mejorar las rampas de acceso o dispositivos mecánicos a los edificios, las obras de adaptación de los inmuebles a las necesidades de personas con discapacidades motoras, auditivas o de cualquier otro tipo, o de personas mayores de 65 años.

El tema de la eficiencia energética va encaminado a la instalación de paneles solares que contribuyan total o parcialmente a la producción de agua caliente demandada por las viviendas, con un mínimo del 50% del total de energía consumida, y a mejoras en de la envolvente térmica del edificio.

Respecto a la seguridad estructural, serán subvencionables las mejoras en los elementos estructurales del edificio como muros, pilares o vigas y la cimentación encaminadas a reforzar la resistencia mecánica y estabilidad del edificio.

Estas ayudas son del Ministerio de vivienda correspondientes al Plan 2005-2008 de vivienda. Para más información se puede buscar en el BOE (se publicó ayer).

Vía Finanzas.com