balcón2.jpgCon todo el boom inmobiliario que está viviendo España, sobretodo en las grandes ciudades, la única posibilidad de mucha gente para comprarse una vivienda es adquirir algo pequeño. Ya sea un apartamento con salón y una habitación o incluso una única habitación que hace de salón y dormitorio. Pero comparativamente estos mini-pisos, que son incluso más pequeños que las famosas “soluciones habitacionales” de 30 m2, son más caros que los pisos grandes.

Y es que los precios son bajos y los dueños pueden permitirse poner precios por metro cuadrado desorbitados, que aún así tendrán posibles compradores, no pasando lo mismo, por ejemplo, con un piso de 120 m2, que poca gente podría permitirse (siempre me estoy centrando en grandes ciudades).

Por ejemplo, hay un piso en Madrid, cerca de Colón, que cuesta 210.000 euros. Algo que es asequible, una hipoteca baja para lo que es la zona. Pero claro, son 22 m2. El precio por metro cuadrado es de 9.545 euros, bastante por encima de la media de la zona. Y encima, la casa tiene más de 30 años.

Es importante a la hora de buscar vivienda mirar el precio por metro cuadrado y compararlo con viviendas de la zona. Y aunque es cierto que los pisos más pequeños suelen tener un precio por metro cuadrado mayor que los pisos más grandes, no puede haber grandes diferencias.

Vía | Zulitos, un blog que busca mini-pisos con precios altísimos