Dada la importancia del tema, lo divido en tres partes, la primera se dedicará a lo que hay que preparar para fotografiar la casa, en la segunda las “recetas” para hacer fotos de una habitación y en la tercera consejos sobre como preparar la parte gráfica a subir a la web anunciante.

Hoy, tanto Idealista como Segundamano/Fotocasa admiten que el anuncio de la vivienda se acompañe de unas cuantas fotografías, que a mi juicio son suficientes para exhibir correctamente una vivienda, salvo quizá, chalets de gran lujo o fincas de recreo que unan a una amplia vivienda, dependencias o instalaciones como piscina, garajes, jardines etc, que necesiten un tratamiento gráfico especial. Para estos casos especiales y poco corrientes daremos también en el segundo capítulo una solución..

Para hacer un “book” de fotografías de una vivienda normal, basta mostrar una foto por estancia, lo que incluyendo cocina y cuartos de baño, si añadimos alguna foto del portal y la fachada, etc. con diez fotografías hay más que suficientes para mostrar gráficamente la vivienda y esta cifra la permite tanto por Idealista como por Segundamano

Incomprensiblemente, aún quedan personas que renuncian a la fotografía al anunciar su piso en Internet. Posiblemente son personas que no tienen una cámara digital, o que teniéndola, no saben introducir las imágenes en el ordenador. Pero no alcanzo a entender por qué no solicitan ayuda. Desde luego, recomiendo, sin lugar a dudas y en todos los casos, añadir fotografías a su anuncio.

También me extraña, que en general, las fotografías de los anuncios son, desde el punto de vista comercial, malas, y ello no solo es aplicable a las de los particulares, sino también a las de los anuncios de las Agencias Inmobiliarias y eso ya no es de recibo. Cuando digo que son “malas”, no me refiero a que sea mas o menos “bellas”, sino que no cumplen la misión que deberían tener, la de describir, explicar y enseñar como es la vivienda que se pretende vender.

Mayoritariamente son un muestrario de sofás, rincones de comedor y camas, que en el mejor de los casos, serían adecuadas para una revista de decoración. Pero no estamos tratando de vender muebles, sino viviendas. La gente desea ver como son las habitaciones, no como están decoradas, sino su tamaño, las vistas que tienen y los muebles que caben en ellas, y eso rara vez queda expresado en las fotos que se exhiben.

Contribuye a ello, que la óptica de las cámaras digitales normal no es adecuada para el cometido. Cámaras diseñadas para la fotografía familiar, hacen bien retratos y paisajes, pero no son adecuada para fotografiar una habitación desde la pared de enfrente. Generalmente desde esa distancia solo podemos fotografiar una mesa, pero rara vez un lienzo completo de pared que es lo que sería interesante.

Doy consejos nacidos de la experiencia de hacer fotos para anuncios en Internet, no soy un artista de la fotografía ni falta que hace, con las camaras actuales cualquiera saca fotografías decentes, pero lo que les aseguro, que en este campo concreto de la fotografía de interiores para anuncios, tengo mucha experiencia..

Preparar la casa, orden y limpieza.

Por suerte la mayoría de los muebles en fotografía mejoran, parecen mejor barnizados y de mejores maderas, lo que una fotografía no puede es ocultar el desorden. Una cama deshecha, o los restos abandonados de una mudanza esparcidos por toda la casa, hacen especialmente poco atractiva una vivienda. Por ello, tanto a la hora de hacer las fotos, como a la hora de enseñarla, ayuda mucho a la venta, una casa que si no impecable al menos esté ordenada.

Un buen vendedor debe saber superar que las paredes tengan desconchones y estén sobadas, pues, quien más quien menos, piensa al menos pintar la casa, pero el baño y la cocina deben estar lo más limpios y brillantes posible, pues la suciedad ajena, siempre produce repugnancia y rechazo. Si por ejemplo, se ha retirado la nevera, el lavaplatos o la lavadora, poco cuesta fregar con un poco de lejía el sitio que ocuparon durante años, que por no haberlo podido hacer nunca, suele estar repugnante.

Preparar las pilas de la cámara.

Debemos llevar las pilas de la cámara totalmente cargadas y como mínimo otro juego de pilas de repuesto, mejor si llevamos dos juegos. Casi todas las fotografías las realizaremos con flash y este aparato “devora” las pilas. Fastidia mucho tener que volver otro día a finalizar las fotos, porque no tuvimos la prudencia de cuidar este detalle

Hacer muchas fotografías y seleccionar friamente

La fotografía digital no tiene coste, por ello la primera medida es hacer multitud de fotografías de la casa y luego seleccionar las más útiles a nuestro empeño. Ser frio con las fotografías a elegir, no buscamos belleza, buscamos mostrar la vivienda tal como es, aunque lo más favorablemente posible, si la foto es bella, mejor que mejor, pero este detalle es secundario frente al primero que es mostrar la realidad. Una foto que solo sea bella no sirve para nada.

Usar el flash
En interiores, utilice siempre el flash, aunque la habitación parezca muy luminosa. Vd. está en el interior de la habitación y la luz viene de fuera, si no utiliza flash, la luz exterior hará que el sensor cierre el diafragma, dando lugar a fotos del interior muy contrastadas con zonas realmente obscuras en los lados que queden en sombra. El flash compensará en parte la luz exterior iluminando el interior.

Mejor fotografiar una casa con muebles, que vacía
En general se visualiza mejor una casa amueblada, que una sin muebles, por tanto si hay oportunidad, conviene hacer las fotos con la casa cuando aún está con muebles, que una vez que se haya hecho la mudanza. Por otra parte una casa amueblada oculta mejor el desgaste por uso, pues al retirar los cuadros y demás muebles aparecen marcas de polvo o cambios de color en el parquet.

En una casa sin muebles, las habitaciones parecen más pequeñas, si queda algún mueble de tamaño conocido, como una silla o una escalera de mano, por ejemplo o simplemente una escoba, conviene incluir este elemento en la fotografía para dar mejor idea de su tamaño real, otro elemento de comparación básico es la puerta de la habitación.

Continuaremos dando más consejos próximamente.

Capítulos de esta serie

1 – Donde anunciarse
2 – Actitud ante el cliente
3 – Ocultar o enseñar la dirección
4 – El tamaño de la casa
5 – Fotografiar la casa
6 – Como hacer las fotos
7 – Imágenes para los anuncios
8 – Como hacer que destaque el anuncio
9 – Argumentos de venta
10 – Como redactar las observaciones del anuncio
11 – ¿Qué precio ponemos?
12 – El precio anunciado

Otro tema relacionados

Dos probadas herramientas de venta, el cartel y el portero