Continuamos esta serie de artículos destinada a ayudar al particular anunciar su piso en Internet, comentando otro punto que corrientemente es motivo de controversia por parte de los particulares, el no dar o no la dirección exacta de donde está la vivienda. Imitan con ello la práctica que normalmente siguen las Agencias Inmobiliarias, sin darse cuenta que los motivos que llevan a las agencias a ocultar la dirección, nada tiene que ver con los motivos que pueda tener un particular,.

Actualmente las agencias rara vez consiguen la exclusiva para vender una vivienda. Por tanto, si publican la dirección exacta de donde está situada la vivienda que desean vender, dan una pista muy fácil a otras agencias para que otas Agencias soliciten también el permiso de venta sin exclusiva al propietario, Con ello aumenta el número de Agencias que tratan de vender una misma propiedad y disminuye la probabilidad que tenía la primera agencia anunciante de ser ella, quien la venda. Este es el principal motivo, que no el único, que lleva a las agencias a ocultar la dirección del inmueble.

El particular no tiene este motivo para ocultar la dirección, nadie le va a “pisar” la venta, no obstante muchos caen en la tentación de ocultar también la dirección del piso que quieren vender.

Por algún extraño pudor mucha gente no quiere que se sepa que desea vender su vivienda. Este “pudor” es mucho más frecuente que lo que parece y lo largo de mi vida he encontrado muchos propietarios que se resistían a poner un cartel en el balcón o no querían que se indicara la dirección de su vivienda en los anuncios, para que “no se supiera que desean vender la casa”, sobre todo que no se enteren los vecinos de la casa.

Entiendo que puede no ser agradable proclamar a los cuatro vientos que se desea vender la casa, mas cundo con frecuencia, detrás de esa decisión, puede haber una motivación dolorosa, como puede ser, una mala situación económica o el fracaso de una relación sentimental, pero el propietario que desea vender, debe comprender que el mantenerlo en secreto indefinidamente es imposible y que los vecinos, más pronto o mas tarde, van a saber que venden la vivienda y muy probablemente, van a intuir la causa de la venta, entonces,- para qué ocultarlo?

En un número importante de casos, el cliente de una vivienda sale de la misma barriada en que está la casa, Por ejemplo, la incorporación de la mujer al trabajo, ha hecho que se valore extraordinariamente el que las hijas vivan cerca de las madres, de forma que estas puedan fácilmente “echar una mano”en las tareas domésticas, hacer la compra, cuidar a los niños el día de fiesta escolar y cosas semejantes. Si ocultamos el deseo de vender la vivienda al vecindario, estamos perdiendo una parte importante de los posibles interesados en el piso.

Por ello creo, que aun haciendo de “tripas corazón”. debemos proclamar a los cuatro vientos el deseo de vender la vivienda y reflejarlo en los distintivos más característicos, de ello, el cartel en el balcón, el folleto en el portal y la dirección completa en los anuncios. y que ¡salga el sol por Antequera!.

Capítulos de esta serie

1 – Donde anunciarse
2 – Actitud ante el cliente
3 – Ocultar o enseñar la dirección
4 – El tamaño de la casa
5 – Fotografiar la casa
6 – Como hacer las fotos
7 – Imágenes para los anuncios
8 – Como hacer que destaque el anuncio
9 – Argumentos de venta
10 – Como redactar las observaciones del anuncio
11 – ¿Qué precio ponemos?
12 – El precio anunciado

Otro tema relacionados

Dos probadas herramientas de venta, el cartel y el portero