cerraduraHemos encontrado una interesante reflexión sobre el alza del precio de la vivienda en el blog Ladrillos. Según informó hace algún tiempo el Ministerio de Vivienda el sector de la vivienda está sufriendo un ligero repunte de precio en comparación con años anteriores. Según veremos, conviene matizar esta afirmación.

En realidad donde se está experimentando un leve estancamiento es en las viviendas más caras (por lo general con más metros cuadrados) que rondan los 500.000 ó 600.000 euros. Sin embargo, en los inmuebles con unos precios más asequibles, alrededor de 240.000 euros, no se está apreciando esta tendencia. Más bien continúa como en los últimos años, con una escalada en el coste del metro cuadrado a niveles muy preocupantes.

La razón principal de esta circunstancia es aparentemente sencilla: mientras que una vivienda de 500.000 euros sólo está al alcance de familias con unos ingresos muy superiores a la media nacional, las viviendas más económicas todavía pueden ser pagadas por una pareja o incluso una persona sola con unos ingresos medios. Si bien cabe destacar que se puede permitir esta última situación gracias al alargamiento en el plazo de las hipotecas (40 ó 50 años) y, en parte, a la presentación de avales que permitan a los bancos y cajas confiar en que el cliente afrontará el pago de las letras.

La siguiente cuestión que es obligada plantearse es cuándo alcanzará el tope máximo estas viviendas más “asequibles”. En principio no se puede determinar ese momento con una certeza absoluta, pero lo que está claro es que mientras las entidades de crédito sigan concediendo préstamos hipotecarios con unos plazos tan excesivamente amplios, las familias seguirán endeudándose para poder acceder a la vivienda.

Por último, otro factor enmascarado que demuestra el incremento del precio de los pisos es la superficie construida. Da la impresión que el alza del coste del metro cuadrado se frena, pero en realidad lo que se está vendiendo son cada vez viviendas más pequeñas, con lo que echando las cuentas se está pagando más por inmuebles menos espaciosos.

Vía | Blog Ladrillos – Los pisos más caros moderan las subidas