tasacion_viviendaUno de los trámites necesarios para solicitar una hipoteca es la tasación de la vivienda. Generalmente la solicita la entidad financiera para determinar el valor del inmueble y garantizar así el préstamo hipotecario. También la puede solicitar una persona que desee vender una vivienda para tener una referencia del precio que puede pedir por ella.

La tasación la realiza un profesional, perteneciente a una Sociedad de Tasación que está homologada, registrada y supervisada por el Banco de España, según las normas de valoración de bienes inmuebles teniendo en cuenta los precios del mercado. Dichos profesionales son denominados tasadores inmobiliarios, éstos son arquitectos, aparejadores o arquitectos técnicos y tienen autorización para firmar los informes y sus certificados.

Si se precisa un préstamo hipotecario del 80 o del 100% del precio del inmueble, a la parte compradora le interesa que la tasación otorgue un valor lo más cercano posible o incluso superior al precio que solicita la parte vendedora, pues de no ser así, podría recibir un préstamo inferior al necesario.

Antes de realizar la tasación, será solicitada la copia simple de la escritura de la vivienda donde comprobar la titularidad y las cargas del inmueble. En caso de ser una propiedad horizontal, puede solicitar los estatutos de la comunidad y el certificado del administrador.

Son muchas las características que dan valor a una vivienda, la ubicación, la comunicación, la fachada, la superficie, el estado de la vivienda, los materiales de la construcción así como ventanas, suelos, mármoles, puertas, aire acondicionado, calefacción, ascensor, etc.

La tasación corre a cargo de la parte compradora y el precio se calcula sobre el valor de la tasación del inmueble, así que cuanto más valorada sea la vivienda, más cara resultará, aunque algunas financieras ponen un precio fijo que oscila entre los 200 y los 300 euros.

Más información | Finanzas
Más información | Tinsa