BARCELONA. 27/07/06
Según informa Comisiones Obreras, la siniestralidad del primer semestre del 2006 en la Construcción de Cataluña, ha aumentado un 21% produciendo un 11,76% mas de accidentes mortales que en igual periodo del año anterior. CC.OO. expresó su preocupación por tan elevadas cifras y señaló el hecho de que los accidentes «podrían haberse evitado si se hubieran aplicado las medidas de prevención y seguridad necesarias».


El sindicato afirma que mientras se mantenga la desorganización propiciada por el abuso de la subcontratación, del prestamismo laboral y de la temporalidad, será imposible atajar esta lacra. Para reducir estas cifras exigen al Senado, la inmediata aprobación de la regulación de la subcontratación en la construcción y la enérgica actuación de la Inspección de Trabajo en la aplicación de la ley de prevención. Así mismo denuncian la actitud de la Consellería de Treball negándose a reeditar los acuerdos entre la Generalitat, CC.OO. y UGT para el control de la prevención en las obras.

Según la Generalitat,en este primer semestre ha habido en Cataluña 18,526 accidentes, 3.265 mas que en el mismo periodo del año pasado, de ellos 183 fueron graves y hubo 19 víctimas mortales.

Partiendo de que cualquier obra es un lugar peligro, evolucionan en un espacio reducido personas y peligrosas máquinas, se trabaja en zanjas con riesgo de derrumbe o en alturas peligrosaas, hay constante riesgo de caída de objetos, hierros puntiagudos, huecos en el suelo etc. Habremos de considerar inevitables los accidentes, pero no debemos por ello debemos conformarnos con lamentarlo, el cumplimiento estricto de las normas de seguridad en el trabajo si no erradicar se puede reducir grandemente el numero y gravedad de los accidentes,

Muchas veces por trabajar más cómodo se eliminan o no se utilizan los elementos de seguridad, es molesto trabajar bajo el sol con casco, y a veces entorpece el movimiento estar atado con un arnés, pero estos elementos pueden salvar una vida en cualquier momento.

En obras importantes se ve al personal usando el material de protección, pero a medida que la obra es de menos calado, comienzan a relajarse las normas de protección, en las pequeñas empresas no se preocupan como en las grandes en cumplir las normas, pero el riesgo es el mismo..

Debemos participar todos en la labor de la concienciación sobre la presencia del riesgo y quien tenga la misión de velar porque se cumplan los reglamentos de seguridad, esforzar su celo por hacer cumplir las normas. Así entre todos, cada uno desde su responsabilidad ayudaremos a reducir la lacra de los accidentes.

Via CCOO