viviendaPues eso es lo que piden los promotores inmobiliarios – la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), la Federación Andaluza de Promotores Inmobiliarios (FADECO) y la Asociación de Constructores Promotores de Málaga – que suban los precios de venta de las viviendas de protección oficial (VPO). Su planteamiento es que construir VPO no es rentable y ante la obligación de reseravr suelo para este tipo de viviendas, nos podríamos encontrar con grandes “vacíos” que nadie estaría interesado en construir.

Curioso dilema, subir la VPO comenzaría a acercarla a la vivienda libre pero cargada con un montón de restricciones. Con un precio alto no ayuda a las rentas bajas al acceso a la vivienda, pero de alguna manera hay que hacerla atractiva para los promotores. ¿Salidas al laberinto? Pues podría haber fórmulas intermedias: el VPO para alquiler permitiría que la compra definitiva como vivienda libre dejara beneficios para las promotoras y es una opción para acceso a la primera vivienda.

Vía Consumer