GrúasEntre marzo de 2005 y marzo de 2006 se han proyectado en España la construcción de más de 800.000 nuevos pisos. Cifra récord, aunque el ritmo se frena. A principios de 2005 la cifra de pisos proyectados creció cerca de un 10%. Ahora sigue creciendo, pero sólo un 4,1%.

Parece que el boom inmobiliario está tocando su techo. Lo cierto es que el ritmo de construcción de viviendas nuevas en España es insostenible. A pesar de que a la demanda interna hay que sumar la demanda de los turistas europeos que quieren poseer una vivienda en la costa, la contrucción de pisos nuevos en España supera a Francia, Alemania y el Reino Unido juntos. Y no hay más que mirar una ciudad española desde un lugar alto para darse cuenta: las grúas han pasado a formar parte del paisaje típico.

Un menor ritmo de entrada de inmigrantes, un descenso de la inversión extranjera en inmuebles (ya que muchos medios internacionales tildan de arriesgada esta operación) y unos tipos de interés alcistas van a contribuir a un descenso en las viviendas construidas.

La pregunta a plantear es si un descenso en la oferta de vivienda nueva hará que los precios del sector sigan subiendo o si la bajada de la demanda será mayor aún y veremos un descenso.

Vía | El País